Trump nombra a un gobernador provida como embajador para la libertad religiosa

El gobernador de Kansas, Sam Brownback, siempre ha defendido el derecho de los cristianos – y de los practicantes de otros credos – a vivir de acuerdo con sus principios morales.

La defensa de la libertad religiosa fue uno de los temas centrales de la campaña electoral del ahora presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. De este modo, durante el desarrollo de ésta, el republicano defendió reiteradamente el derecho de las personas de vivir de acuerdo con sus convicciones religiosas; un discurso radicalmente opuesto al de Hillary Clinton (su rival entonces), quien en cierta ocasión aseveró que ‘los gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redifinir los dogmas tradicionales’.

Quizá como consecuencia de la importancia que concede a esta cuestión, Trump ha designado al gobernador de Kansas, Sam Brownback, como embajador para la libertad religiosa. Un nombramiento que ha satisfecho a los sectores conservadores de la sociedad estadounidense, ya que Brownback, además de haber sido firme en la reivindicación de la libertad religiosa, es un egregio defensor del derecho a la vida del no nacido y de la familia natural.

El gobernador de Kansas siempre ha defendido el derecho de los cristianos – y de los practicantes de otros credos – a vivir de acuerdo con sus principios morales. De esta manera, en 2016 firmó una ley de libertad religiosa encaminada a permitir a grupos de estudiantes cristianos o de cualquier otra religión tener un estándares de pertenencia concordantes con su filiación religiosa; así como ha secundado diversas leyes que protegen a los clérigos reacios a la ideología de género o a los que optan por no oficiar bodas entre homosexuales.

La trayectoria de Brownback, en lo que a la defensa del derecho a la vida se refiere, también es sumamente esperanzadora. No en vano, en Kansas ha firmado diecisiete leyes provida, entre las que cabe mentar una prohibición del desmembramiento del feto y una norma por la que se permitía a los farmacéuticos seguir los dictados de su conciencia y no vender píldoras abortivas.

En unas declaraciones publicadas este año, el nuevo embajador para la libertad religiosa justificó su postura respecto al aborto, práctica que no duda en motejar de ‘aberración’: ‘Nunca será veraz la aseveración de que el aborto es bueno. Nuestros derechos proceden de Dios y entre ellos se encuentra el inherente derecho a la vida y no el derecho a destruirla’.

Además, en 2011, bloqueó los fondos estatales dirigidos a Planned Parenthood de Kansas.

Muy criticado por el lobby LGTB

Como congresista, en 1996 Brownback votó a favor de la propuesta de ley de ‘Defensa del Matrimonio’, que definía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer y que se convirtió en ley cuando la firmó el entonces presidente Bill Clinton. En este sentido, el actual gobernador de Kansas explicó su creencia de que la sodomía es inmoral y contraria tanto a la enseñanza cristiana como la ley natural.

Como consecuencia de su trayectoria en defensa de la familia natural, el nombramiento de Brownback como embajador para la libertad religiosa ha sido acogido con exiguo entusiasmo entre la comunidad LGTB. Así, la asociación ‘Igualdad de Kansas’ le ha motejado de ‘intolerante’ y de ‘poco adecuado para representar los valores americanos de libertad y justicia, ya sea en el interior del país o fuera de él’.

En cualquier caso, parece evidente que la designación del gobernador de Kansas es una buena noticia para todos los cristianos que son perseguidos en el mundo.

Fuente: Infovaticana
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment