Ingrid Rosario es música y alabanza

El Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto de esta ciudad, fue el escenario perfecto para reunir cientos de cristianos, en su mayoría jóvenes, en una noche de alabanza y adoración al estilo de Ingrid Rosario.

La artista ofreció una noche magistral de entrega y pasión. Con su música, talento y alegría Rosario supo cautivar a un público sendiento de la presencia de Dios. 

El concierto, titulado “Amantes de tu presencia”, agotó un tiempo aproximado de dos horas logrando reunir una audiencia con un propósito en común: adorar a Dios a una sola voz.

El evento se caracterizó por el carisma y la energía de la salmista, quien cuenta con una de las voces más potentes de la música cristiana actual.

Una noche “gloriosa”

Las palmadas de una audiencia anciosa fueron cruciales para que a las 8:30 de la noche se iniciara el evento. Cuando el escenario apagó sus luces, la algarabía de un público amante de la presencia de Dios adorando con libertad, dinamismo y entrega motivó a seguir con lo que sería una noche mágica y espectacular.

“Es el tiempo”, fue el tema de apertura interpretado por la artista invitada, Karol Germán, que al hacer tres de sus canciones logró poner a danzar al auditorio. 

El reloj apuntó las 9:00 de la noche cuando un fondo oscuro y estrellado empezó a deslumbrar. Ingrid subió al escenario. “Santo Domingo: ¡Qué bello estás esta noche!”, fueron las primeras palabras de la intérprete que con su música ha sabido guiar a generaciones de adoradores y ha impactado los corazones de muchos alrededor del mundo.

Un repertorio de 14 canciones fueron interpredas por la cantante y su banda en vivo, dejando al público conmocionado por la fuerza con que impregnó cada alabanza. La artista, quien es pequeña de estatura, pero gigante en la música cristiana,  demostró que ella es “chiquita pero tupía” en el escenario. 

El inicio de la noche lo marcó con la canción “Te alabamos Dios”. Todos empezaron a adorar con manos levantadas y en pie. 

Con “Te bendeciré”, “Soy amante de tu presencia” y “Digno y santo”, los rostros de los congregados cambiaron. Unos lloraban, algunos saltaban y otros gritaban, pero todos adoraban unánimes.

El calor sofocante no fue impedimento para que muchos pasaran a los pasillos a grabar con sus celulares y hacerse selfies para guardar y compartir el recuerdo. 

Rosario, al cantar “Tu amor por mí”, dijo que el mundo está falta de amor y a su juicio esa carencia empieza por los mismos cristianos. “El poder de tu amor” fue la canción más esperada de la noche. Al momento de la interpretación la artista, bajo una melodía sublime, elevó un clamor a Dios a favor de los cristianos y pidió que en el mundo reine la justicia, la fe, el amor y la paz de Dios.

En la oración expresó que los creyentes no tienen que dejar que la cultura y la sociedad sea quien los controle, sino “permitir a Dios que tome las riendas de todo para levantar una generación relevante y destacada que pueda a través del mensaje del evangelio, cambiar vidas”.

Fuente: listindiario.com

Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment