Toda emoción va directa al corazón

Justo López Fernández cumplió su sueño de ser el primer médico de la familia, en parte influenciado por la experiencia vivida durante el terremoto de Managua de 1972, cuando con solo 11 años le tocó asistir a un primo de su misma edad, a quien le cayó encima la pared de la casa y le fracturó las dos piernas.  Con su mamá, lo asistió hasta que llegó un hospital de campaña que se instaló junto a la pista del aeropuerto y vio con asombro todas aquellas instalaciones y el personal médico, allí se dio cuenta que tenía vocación para servir al prójimo.

Saltar la cuerda protege tu corazón y tus huesos
Pero además, siempre escuchaba la insistencia de su abuelita, que repetía: “Sería bueno tener un médico en la familia”, por eso cuando se bachilleró se dijo a sí mismo, “Bueno pues, yo voy a ir a hacerlo, y gracias a Dios se dieron las cosas para que yo fuera a estudiar Medicina”-dice hoy con satisfacción.

Nacido en la ciudad Bluefields,  hacia donde sus tatarabuelos migraron hace mucho tiempo, Justo López apenas vivió sus primero 5 años en esta ciudad, al cuido de su abuela, porque sus padres viajaron a la capital a trabajar y luego se instalaron todos en un barrio de Managua.

Larga vida a tu corazón
López Fernández estudió Medicina General en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, en León, luego viajó a Francia, donde hizo estudios de Cardiología y finalmente ingresó al Instituto Mexicano de Seguridad Social, en el Hospital de la Raza, donde cursó estudios de Electrofisiología Cardíaca, una especialidad de la Cardiología, nueva en Nicaragua.

Después de una vasta experiencia ejerciendo la profesión en hospitales como el Alemán Nicaragüense, Carlos Roberto Huembes y Salud Integral, el doctor López Hernández decidió crear su propio Centro Diagnóstico del Corazón, en donde brinda todo tipo de servicios diagnósticos no invasivos,  desde electrocardiogramas, monitoreos, pruebas de fuerza, entre otros; con lo mejor de la tecnología moderna.

¿Qué es lo más frecuente que la población le consulta?

Lo más frecuente son las cardiopatías isquémicas, enfermedades de las arterias coronarias que son los infartos y las anginas de pecho; y por supuesto, muchos llegan en estadios de fallas cardíacas, con el corazón dilatado, de insuficiencia cardíaca, otros vienen debutando un infarto, después están las válvulas del corazón, que se afectan por la fiebre reumática en la infancia, es una bacteria, el estreptoco, que se aloja en las vías respiratorias y después ataca las válvulas, que generalmente no se tratan adecuadamente y después de varios años se descubre que hay daños.

¿Cómo incide la alimentación en las enfermedades del corazón?

La alimentación es fundamental, nosotros tenemos una dieta  muy rica en carbohidratos (almidones y grasa), nos gusta la comida que es pasada por aceite, la fritanga, las tajadas, incluyendo el gallo pinto, pero que con los años conlleva a subir los triglicéridos, que es un tipo de grasa en la sangre, el colesterol se sube y a veces hacemos combinaciones de almidón, por ejemplo arroz, frijoles y tortillas; o frijoles y yuca. Además, si le agregamos lácteos: queso, mantequilla, cuajada, crema, todo eso es un exceso de carbohidratos.

¿Cómo afectan las emociones al corazón?

Todas las situaciones emocionales conllevan secreciones de sustancias adrenérgicas. Lo que aumenta las emociones son descargas de adrenalina y esto hace que se suba la presión y el azúcar. Ante una situación de cólera o alegría, generalmente se descarga adrenalina y produce el efecto de acelerar el corazón, subir la presión y esto es lo que nos pone en alerta y nos da  las reacciones emocionales, expresiones, ya sean de alegría, cólera o de dolor. Hay situaciones de dolor que pueden llevar a infarto, sobre todo cuando uno ya tiene una predisposición, porque el factor genético cuenta mucho. Las emociones van íntimamente unidas al sistema cardiovascular, por eso pensamos que las emociones están en el corazón, pero no  están en el corazón, están en el cerebro, pero se expresan en el corazón.

¿Algún consejo para evitar llegar a estas complicaciones?

Tomar períodos de relajación, hacer pausas en el trabajo, un buen hábito es realizar ejercicios, porque el entrenamiento nos limpia el sistema cardiovascular, pero  también nos cambia las ideas, nos relaja y nos hace salir del entorno problemático que tenemos; el ejercicio tiene que ser moderado, controlado. Importante es cambiar hábitos alimenticios, ir dejando algunas cosas como la gaseosa, la pizza o la hamburguesa; deberíamos comer más frutas, legumbres y buscar lo más natural y sano posible.

¿Qué opina de las bebidas energizantes?

Es algo muy frecuente en los jóvenes, pero es muy peligroso, las bebidas energizantes son cócteles de vitaminas y hacen producir energía, pero hace que el corazón trabaje más de lo normal, que la presión arterial suba y que las neuronas trabajen más allá de lo que deberían. Existe un sinnúmero de enfermedades no detectables que, con este tipo de bebidas pueden activarse y ocasionar taquicardia, de manera que amenazan la vida, causando incluso hasta muerte súbita.

Fuente: El nuevo diario 
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment