Keylor Navas: Una fe que no pasa desapercibida

La fe de Keylor Navas nunca pasa desapercibida, en cada juego expresa su amor por aquél que le permite un gran desempeño en la portería: Dios. Ha sido insultado en muchos campos de fútbol, sin embargo, eso no le que quita el sueño, pues nunca ha buscado la aprobación de los hombres sino de Dios. 

Antes de cada partido, se arrodilla en la línea de cal de su portería, eleva sus brazos y mira al cielo. No recuerda a un familiar fallecido, sólo le habla a Dios. Nunca le pide resultados futbolísticos, sino que ruega por su familia. Y, es que el portero del Real Madrid, Keylor Navas (30 años), cree que los resultados llegan trabajando.

El guardameta del Real Madrid fue abandonado por su padre y su fe en Dios se convirtió en su gran apoyo para superarlo. No tiene miedo a mostrar su fe y lleva una vida humilde, sin ningún lujo, pero siempre rodeado de su familia. Su padre le abandonó cuando era un niño y quedó al cuidado de su madre y su abuelo por eso la religión se ha convertido en su fuente de inspiración durante toda su carrera.

La fe del guardameta Navas no ha pasado inadvertida en algunos estadios donde le han insultado por ser cristiano, aunque a él le afecta poco. “Lo seguiré haciendo, aunque haya gente que me diga que soy un gilipollas porque Dios no existe. Si me importara lo que la gente piensa de mí, dejaría de hablar con Él”, afirmó el jugador costarricense.

La solidaridad, un valor fundamental en su vida
“Para mí Dios es lo primero y luego mi familia. Es mi forma de vivir, mi forma de ver las cosas. Me permiten vivir feliz”, señaló Keylor Navas, considerado uno de los mejores porteros del mundo.

Además, el portero del Real Madrid es solidario. “Es una persona fiel y siempre está ayudando al que más necesita”, destaca el pastor Angulo. Así colabora con la ONG Bona Vida que ayuda a las personas con diversidad funcional intelectual y sus familias. 

Otro de los gestos solidarios llevados a cabo por Keylor Navas ocurrió el mismo día en el que el Real Madrid ganó la liga, el pasado mes de mayo, cuando el portero merengue decidió raparse el pelo en homenaje a los niños con cáncer. 

Navas, que posee muchas curiosidades más allá del futbolístico, acude a Iglesia Evangélica siempre que puede junto a su mujer, su hijo e hija, tal y como se recoge en La Información. “Para mí Dios es lo primero y luego mi familia. Es mi forma de vivir, mi forma de ver las cosas. Me permiten vivir feliz”

Fuente: www.actuall.com
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment