El último y terrible desafío de Satanás contra Dios es mentir sobre familia y vida

"Satanás quiere crear una anti-creación real", explicó el cardenal Caffarra, arzobispo emérito de Bolonia, en una ponencia ante activistas pro-vida y pro-familia reunidos en el Rome Life Forum el pasado 19 de mayo, convocados por Voice of the Family (voiceofthefamily.com).

“Este es el último y terrible desafío que Satanás está lanzando contra Dios”, advirtió. "El demonio le dice a Dios: “Estoy demostrándote que soy capaz de construir una alternativa a tu creación. Y el hombre dirá: Se está mejor en la creación alternativa que en tu creación”. 

Esa "alternativa" es la del sexo sin matrimonio y sin fertilidad, el matrimonio sin complementariedad hombre-mujer, la producción de bebés fuera del abrazo conyugal y el aborto que mata a pequeños seres humanos precisamente en el seno de su madre.

“La fuerza de la verdad que nos hace libres actúa en el corazón del hombre. Es la fuerza satánica de la mentira la que nos hace esclavos de nosotros”, señaló el cardenal, que animó a anunciar el Evangelio de la Vida y la Familia sin temor. 

Quien no habla públicamente es desertor
El Cardenal Caffarra, que ayudó a fundar en 1981 el Pontificio Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia, advirtió además que “ya no somos testigos sino desertores, si no hablamos abierta y públicamente”, y destacó que la Marcha por la Vida, que se ha celebrado este domingo en Roma “es por tanto un gran testimonio”.

“Hay dos pilares de la creación”, explicó el Cardenal. El primero, dijo, es “la persona humana en su irreductibilidad al universo material”, que es destruido por “la elevación axiológica del aborto a un derecho subjetivo”. El segundo pilar, indicó, es “la unión conyugal entre un hombre y una mujer, el lugar en que Dios crea nuevas personas humanas ‘a Su imagen y semejanza’”. “El ennoblecimiento de las relaciones homosexuales, cuando son igualadas al matrimonio, es la destrucción del segundo pilar”.

La anti-creación de Satanás
El Arzobispo Emérito de Bolonia indicó que “en la raíz de esto está el trabajo de Satanás, que quiere crear una anti-creación real”. “Este es el último y terrible desafío que Satanás está lanzando contra Dios”, advirtió, con la que el demonio le dice a Dios: “Estoy demostrándote que soy capaz de construir una alternativa a tu creación. Y el hombre dirá: Se está mejor en la creación alternativa que en tu creación”.

El Cardenal indicó que “lo que sucede en el corazón del hombre” es que “Jesús, la Revelación del Padre, ejerce una fuerte atracción hacia Él. Satanás trabaja contra esto, para neutralizar la fuerza atractiva del Crucificado-Resucitado”. “La fuerza de la verdad que nos hace libres actúa en el corazón del hombre. Es la fuerza satánica de la mentira la que nos hace esclavos de nosotros”, señaló.

El aborto quiere "ennoblecer" el matar humanos
El Cardenal Caffarra indicó que “la lógica que preside el ennoblecimiento del aborto” es “la más profunda negación de la verdad del hombre”. “La razón por la que un hombre no debe derramar la sangre de un hombre es que el hombre es la imagen de Dios. A través del hombre, Dios habita en Su creación. Esta creación es el templo del Señor, porque el hombre habita en ella”, dijo. “Al ennoblecer el asesinato de los humanos, Satanás ha sentado los cimientos de su ‘creación’: sacar de la creación la imagen de Dios, ocultar su presencia en ella”, añadió.

El matrimonio que quiere Dios: feminidad junto a masculinidad
Por otra parte, el “ennoblecimiento de la homosexualidad”, indicó, “niega totalmente la verdad del matrimonio, la idea de Dios el Creador con respecto al matrimonio”. “La Revelación Divina nos ha dicho cómo Dios piensa en el matrimonio: la unión legal de un hombre y una mujer, la fuente de la vida. En la mente de Dios, el matrimonio tiene una estructura permanente, basada en la dualidad del modo humano de ser: feminidad y masculinidad. No dos polos opuestos, sino el uno con y para el otro”. “Solo así el hombre escapa de su soledad original”, dijo el Arzobispo Emérito de Bolonia.

Quien no da testimonio huye de su deber
La respuesta a esta situación, dijo el Cardenal Caffarra, “es simple: dentro de la confrontación entre creación y anti-creación, estamos llamados a dar testimonio. Este testimonio es nuestra forma de estar en el mundo”. “Testimonio significa decir, hablar, anunciar abierta y públicamente. Alguien que no da testimonio de esta manera es como un soldado que huye en el momento decisivo en una batalla”.

El Cardenal italiano reconoció que “el anuncio del Evangelio del Matrimonio y la Vida hoy se realiza en un contexto de hostilidad y desafío, de incredulidad”, pero advirtió que la alternativa es o callar sobre el Evangelio o decir “otra cosa”.

Fuente: religionenlibertad.com
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment