El Consejo Argentino para la Libertad Religiosa rechaza ataques a templos cristianos


El Consejo Argentino para la Libertad Religiosa (Calir) expresó su “profundo pesar e indignación por el atentado ocurrido la noche del sábado 9 de noviembre contra el histórico templo de la Primera Iglesia Metodista en la Ciudad de Buenos Aires”. 

“Ante una nueva manifestación de odio antirreligioso, el Calir considera necesario alertar a las autoridades y a la comunidad recordando que en las últimas semanas se registraron hechos similares contra templos de esta misma y de otras confesiones”, subrayó en un comunicado firmado por su presidente Octavio Lo Prete y su secretario Ricardo Docampo. 

“La sucesión de hechos tan deleznables debería ser enfocada como síntoma incipiente de descomposición de un valor constitutivo de nuestra identidad nacional: el respeto absoluto de la libertad religiosa. Siendo tanto lo que el país puede perder, es imprescindible que el Estado y las organizaciones de la sociedad civil se pongan en acción inmediatamente para transmitir a las nuevas generaciones las virtudes cívicas que forjaron la Nación sobre la base del respeto recíproco de las convicciones y creencias”, agregó. 


El Calir pidió a las autoridades una “pronta y eficaz investigación de los responsables de éste y de los anteriores hechos vandálicos cometidos contra templos y lugares de culto –aún impunes-, y a otorgar a ellos la protección de hecho y de derecho que merecen”. 

Otras expresiones de repudio 
El Secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri, lamentó la profanación del altar, los destrozos y daños y expresó tanto su solidaridad como su rechazo “absoluto ante este tipo de acciones que agravian a toda la comunidad argentina que trabaja por la construcción de una sociedad sustentada en los valores del respeto y la convivencia”. 

La Acción Católica Argentina manifestó su “dolor, porque ellos son signos de daños aún más profundos contra la convivencia, el respeto mutuo, la amistad social, la fraternidad y el deseo de bien” y pidió al Espíritu Santo que “conceda sus dones para crecer en santidad, amor y humanidad, renovando nuestro compromiso de trabajar juntos por el bien común en nuestra patria”. 

La Asociación Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) dijo que “queremos seguir viviendo en paz con todos, en respeto mutuo y sobre todas las cosas en el respeto de los lugares que han sido profanados ya sean templos evangélicos, judíos, católicos, musulmanes, ortodoxos o cualquier templo religioso. Creemos que estos actos responden a la barbarie, la falta de consideración al que piensa, vive y profesa su fe de manera singular”. 

La Confraternidad Judeo Cristiana estimó que el "vandálico episodio" contribuye a "violentar la libertad personal de cada ser humano de expresar libremente su culto, que necesariamente debe imperar en un estado democrático, republicano y federal".
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment