La UE defiende el derecho a creer, no creer o cambiar de religión


 
La UE defiende el derecho a creer, no creer o cambiar de religión




















La Unión Europea declara la libertad religiosa como "un Derecho Humano universal" incluida su manifestación pública, y que defenderá en su política exterior.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han aprobado este pasado lunes directrices europeas para contribuir a promover la libertad de religión y credo como "un Derecho Humano universal" ya que "todas las personas tienen derecho a manifestar su religión o credo" sin miedo a la intimidación ni sufrir discriminaciones, violencia o ataques por ello.

"El derecho a la libertad de pensamiento, conciencia, religión o credo, más conocido como el derecho a la libertad de religión o credo es una derecho fundamental de todos ser humano", han defendido los Veintisiete en las directrices pactadas.
"Las violaciones o abusos a la libertad de religión o credo, cometidos tanto por actores estatales como no estatales son generalizadas y completas y afectan a personas en todo el mundo, incluida Europa", han advertido en el texto de directrices pactado.

Los Veintisiete también han dejado claro el derecho de toda persona de cambiar o abandonar su religión o credo y también piden "protección" para las personas ateas o las que no profesen ninguna religión.

"La UE es imparcial y no está alineada con ninguna religión específica o credo", han dejado claro. Los Veintisiete se han comprometido a "respetar, proteger y promover la libertad de religión o credo dentro de sus fronteras" y han reafirmado "la determinación" de la UE de "promover, en su política externa de Derechos Humanos la libertad de religión o credo como un derecho que debe ejercer todo el mundo, en todas partes" atendiendo a "los principios de igualdad, no discriminación y universalidad".

ACTUACIONES EN POLÍTICA EXTERIOR
Los Veintisiete han dejado claro además que "la UE tiene intención de ayudar a impedir y abordar violaciones de este derecho en tiempo y de forma consistente y coherente" a través de sus instrumentos de Política exterior tras recordar que "los Estados tiene una obligación de garantizar la protección de los Derechos Humanos y ejercer debida diligencia para impedir, investigar y castigar actos de violencia contra personas por motivos de religión o credo".

La UE condenará y tomará acciones apropiadas ya sean a través de 'demarches' diplomáticas, declaraciones públicas o apoyo concreto "contra todas las formas de intolerancia y discriminación contra personas" por su religión o credo o en respuesta a "serias violaciones" de este derecho cuando ocurran ejecuciones, asesinatos extrajudiciales o juicio injustos o ataques violentos.

Asimismo, "la UE vigilará el respeto a la libertad de religión o credo en terceros países e identificará e informará de situaciones de preocupación", incluido casos individuales, pero también sistemáticos e incluirá "la situación de la libertad de religión" en los informes de estrategia para cada país, además de abordar estos asuntos con los países terceros, además de dar debido seguimiento a los casos.
"La UE condenará públicamente la ejecución o asesinato de individuos y otros actos de grave violencia por motivos de religión o credo. La UE también considerará sanciones adicionales donde sea apropiado", han advertido los Veintisiete.
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment