Algunos estadounidenses no quieren a Dios en su dinero


La frase impresa en los billetes y grabada en las monedas de Estados Unidos In God We Trust (En Dios confiamos) se encuentra en medio de un debate social y jurídico. La organización From Religion Foundation -grupo que promueve la separación total de la Iglesia y el Estado- y otros 19 demandantes han denunciado al Departamento del Tesoro de EE UU  por mantener dicha cita ya que esta ¨es discriminatoria y va en contra de los ateos o de los creyentes de otras religiones”. Esta frase forma parte de la vida de los estadounidenses desde hace ya casi siglo y medio. 

El Congreso de EE UU aprobó por primera vez la inclusión de In God We Trust en las monedas en 1864 durante la Guerra Civil. Casi un siglo después, en 1956, los miembros del Capitolio convertían la frase en el lema nacional en sustitución de E Pluribus Unum (De muchos, uno, en español). Un año después, se comenzó a imprimir en los billetes. 

“Nuestro Gobierno no solo tiene prohibido anteponer una fe por encima de otra, sino también respaldar lo religioso frente a lo secular -según narra la Primera Enmienda de la Constitución de EE UU-. La exhibición de un ideal monoteísta en la moneda de la nación viola esta restricción y por tanto es inconstitucional”, ha asegurado el vicepresidente de la organización From Religion Foundation, Dan Barker, en un comunicado.

El texto también puntualiza que "los demandantes están obligados a hacer proselitismo -por una ley del Congreso- para una deidad en la que ellos no creen, cada vez que manejan el dinero". Este grupo de denunciantes está representado por el abogado ateo y presidente honorífico de la Sociedad Americana Laica, Michael Newdow. “Esta frase es más que una frase y nadie puede negarlo”, ha criticado este letrado. Este abogado, nacido en 1953, es famoso en EE UU por llevar al Tribunal Supremo el caso Elk Grove Unified School District versus Newdow en 2004, denunciando entonces las palabras Under God (Bajo Dios) en el juramento a la bandera del país.

No es la primera vez que se produce una demanda de estas características en EE UU. En 2011, otro caso defendido por el mismo abogado consiguió llegar a la Corte Suprema del país, aunque los nueve jueces rechazaron discutirlo. Ese mismo año, los miembros del Congreso consideraron necesario aprobar una resolución no vinculante que reafirmara aún más In God We Trust como el lema nacional. Una postura que llegó a ser objeto de burla del presidente de EE UU, Barack Obama.

En pleno debate sobre el American Jobs Act, que finalmente se aprobó el 8 de septiembre de 2011,  Obama dijo: “Y si el Congreso dice que no tiene tiempo, miente”, según explica The Huffington Post.“¿Qué habéis estado haciendo últimamente?, preguntó Obama al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner. “Me parece que usted ha estado muy ocupado debatiendo y votando cosas triviales como conseguir una moneda conmemorativa para el béisbol y reafirmar In God We Trust como frase de la nación”, prosiguió. “Esas tareas no consiguen que la gente encuentre trabajo. Confío en Dios, pero Dios quiere que todos nosotros nos ayudemos para que haya empleo para todos”, finalizó tajante Obama.

A pesar que algunos estadounidenses opinan que esta frase es una discriminación hacia los no creyentes o seguidores de otras religiones, muchos ciudadanos de EE UU opinan que In God We Trust ha perdido su significado religioso y que ahora es ¨tan sólo un símbolo de patriotismo”, según explica de The New York Times.

Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment