“Me casé con un muerto”

Sucesos/Nicaragua.END. Desde hace dos años, la cantante Marbely Blandón se retiró de los grupos musicales seculares, porque se convirtió al evangelio a través de la “Catedral de su Gloria”, iglesia desde cuyo seno narra cómo venció al ente que la poseyó sexualmente durante ocho años.
El calvario de Marbely inició una mañana cuando llevó a su hijo al centro de Salud “Sócrates Flores”, donde se le acercaron dos personas vestidas de blanco que comenzaron a hablarle de un programa misionero que le iba a facilitar un contacto con Dios.
Esas dos personas que tenían preparación en la captación de seguidores, eran miembros de la secta Moon, pero Blandón asegura que jamás le dijeron nada y más bien se centraron en los problemas emocionales y económicos por los que ella estaba pasando.
Recuerda que los Moon le hablaron de que su vida iba a cambiar e iba a tener paz. La hicieron firmar un papel “y me dieron una copita de vino y yo me la tomé. Desgraciadamente, con ignorancia, entré a esa secta y sin darme cuenta hice un pacto con el Diablo”, revela.
“Según investigaciones que hice después, en ese pacto yo me casé con un muerto sin darme cuenta y al tomarme esa copita de vino estaba celebrando ese matrimonio”, agrega Blandón, quien señaló que las personas que la engañaron fueron dos mujeres chinitas “que yo creía eran del Centro de Salud y que andaban vacunando porque cargaban un termo”.
Dice que mucha gente que no conoce la otra cara de la moneda de lo que vivió, porque la ubican como la cantante de diferentes grupos musicales, se asustarán al enterarse de esto, otros quizás la calificarán de loca, pero Blandón dice que está segura que su relato le servirá a otras personas.
La fuerza que la llegaba a poseer a su casa terminó de arruinar la relación amorosa que tenía con una persona y a la semana comenzaron los ataques (del ente diabólico) en la casa de su mamá, ubicada en las inmediaciones del puente León.
La primera vez que fue víctima de la fuerza, Blandón dice que se acostó como a las 8 de la noche con el televisor y las luces del cuarto encendidas, “pero en cuestión de segundos sentí que mi cuerpo se adormeció, como que me había quedado dormida y ahí me llegaron a hacer el sexo, sentí que me estaban lastimando, me golpearon las costillas, no podía moverme y no podía gritar”. Al día siguiente le volvió a ocurrir lo mismo.
La primera vez que Blandón invocó la oración “En el nombre de Jesús, yo te reprendo, te echo fuera de mi vida, no volvás a molestar”, logró alejar la fuerza, pero después el “ente” continuó atacándola y se burlaba de ella “y la verdad es que yo no había aceptado al Señor, andaba siempre con la ceguera, pero creía de la existencia de Dios”, reconoce la cantante.
En una ocasión su mamá llevó a unos evangélicos a su cuarto para que oraran por ella, pero de repente escucharon carcajadas y burlas, como quien dice “pierden su tiempo”. En esa ocasión hasta se escucharon lamentos que fueron percibidos por algunos de los familiares de la cantante, quienes se quedaron espantados al escuchar eso, reveló Blandón.
Marbely Blandón aprovechó las páginas de END para decirle a esas personas que enfrentan situaciones similares, que tienen la solución: “que recurran al Señor” porque hay iglesias que hablan de la palabra, de la Biblia.
Pese a todo, la fuerza pretendió volver a atacar a Blandón, recién fallecido su padre. “Como a los dos meses de muerto mi papá (hace cinco meses), el ente volvió, pero se disfrazó con la imagen de él. El ente se me arrimó, se acostó en la cama y hasta la hundió. Sentía cuando me abrazó y me dijo: “Hija mía”.
Blandón apuntó que está escrito que los muertos no salen, y que el que lo hace es “El Diablo” aprovechando ciertas situaciones.
Después del episodio, conversó con los pastores de su iglesia, quienes le dijeron que el Espíritu Santo no tiene porqué disfrazarse en la imagen de un ser humano, y el único que puede disfrazarse de todo “es el enemigo”.
“A raíz de eso, oré mucho y ayuné y le pedí al Señor que me dé la oportunidad de poder volverme a enfrentar a ese ente y decirle que ya no me engañe, y fue así que el 31 de diciembre pasado fue la última aparición”.
Esa aparición fue en León, cuando Marbely Blandón fue invitada a actuar con los Hermanos Cortez, donde ella le dijo que no le tenía miedo, y que en el nombre de Jesús nunca iba a renunciar a él. Me di el gustazo de decirle: ya sé quien sos, ni vengas como vengas, pero el Señor me dio el poder de agarrarlo del pescuezo y decirle ¡andate de aquí, yo soy una hija de Dios, en el nombre de Jesús, fuera de mi vida!”.
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment