Carlos Rivas: “Hay grupos oscuros que promueven la violencia”

País/San Salvador. El Mundo- En más de 114 años, desde que se fundó la primera iglesia evangélica en El Salvador, es la primera vez que todas se unen por un mismo clamor: “¡No más violencia!”
Carlos Rivas, líder del Tabernáculo de Avivamiento Internacional (TAI), está convencido que cuando hay caos en un país como el nuestro solo hay dos explicaciones: “O es un Estado fallido o es un país proclive para que cualquier sistema totalitarista y para que cualquier loco mesiánico se instaure”.
Advierte sobre posibles golpes de Estado, ideologías extremas de izquierda o derecha, dictaduras militares apoyadas por los ricos. De ahí que considere urgente una solución integral al fenómeno de la violencia, partiendo del combate a las pandillas y criminales, mejores oportunidades de vida, el rescate de valores y la práctica de religiones, entre otras.

¿Cuál es, en concreto, el planteamiento que hacen al gobierno para tratar de minimizar la violencia?
Decirte, primero, que en estos 114 años ha progresado mucho el evangelio. De ser una minoría insignificante de principios de siglo se convirtió en un grupo que, según el último informe del Instituto de Opinión Pública de la UCA (Universidad Centroamericana), somos el 38 por ciento de la población.

¿La población activa?
Sí, cristiana evangélica, porque cristianos en este país son más de 98 por ciento. Entonces, si Carlos Marx tuviera razón en que la religión es “el opio del pueblo”, los salvadoreños somos un tajo de drogadictos… Si el viejo Marx tuviera razón en ese sentido, y lo digo con amor lo de viejo Marx… Entonces, se fundaron con diferentes denominaciones, quizá las más conocidas, bautistas, pentecostales, apóstoles y profetas y, modernamente, Elim, el Tabernáculo del hermano “Toby”, la iglesia del pastor Carlos Rivas, las Asambleas de Dios. Somos más de 9,600 pastores, pero una de las características que hemos tenido es que hemos estado muy segmentados. Hemos llegado a divisiones de carácter dogmático, litúrgico, incluso hasta con la manera de vestirse: unos usan mantelina en la cabeza y otros no, otros prohíben falda, otros pantalones, la pintura…

¿Cómo se vive, en su iglesia, la tragedia de la violencia?
El Tabernáculo es una iglesia muy particular… Estamos ubicados en el corazón de los municipios violentos del país, que son dormitorios públicos y los más poblados, Soyapango, Apopa, San Martín, Ilopango y Tonacatepeque. O sea, el TAI queda a unos pocos kilómetros donde mataron al periodista Christian Poveda, cerca de La Campanera. Queda a menos de un kilómetro del restaurante de Tonacatepeque donde fue la masacre. Estamos a unos 20 minutos de la poza de Milingo, en Suchitoto, donde fue la otra masacre. Yo tengo unos datos acá, que los estudiamos en la iglesia, donde el 12.2% de los negocios cerraron en los lugares.

¿En todos los municipios que mencionó?
Sí… Luego de los 4,367 homicidios que se reportaron en el 2009, por lo menos el 50% responde a esos sectores. Muchos feligreses o, por lo menos, familiares de feligreses y hemos tenido un problema para ayudar a las personas que se les morían parientes y no tenían cómo enterrarlo. El programa era que habíamos hecho un convenio con una funeraria para prestar los servicios funerarios. El punto es que se nos acabó el presupuesto el año pasado, como en el mes de junio.
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber qué opinas...escríbenos: