Cáncer pone a prueba la fe de un pastor

Salud/EEUU.AP. Matt Chandler no siente nada cuando la radiación penetra su cerebro. Tal vez más adelante le duela. Pero por ahora no.
Su cuerpo de dos metros (seis pies, cinco pulgadas) yace en una cama en el Centro Médico de la Universidad Baylor. Luce los mismos jeans con los que predica ante 6.000 personas en la iglesia The Village Church en la localidad suburbana de Flower Mound, donde este pastor de 35 años es una figura de creciente popularidad entre los cristianos evangélicos.
Otro paciente de cáncer que conoció Chandler dice que durante las sesiones de radiación piensa que está jugando una ronda de golf. El primer lunes de enero, Chandler reflexionó acerca de un pasaje de la Epístola a los Colosenses (1:15-23) sobre la preeminencia de Cristo y su suplicio en la cruz.
Chandler trata de sobrellevar como puede la enfermedad. Dice que jamás hubiera querido una prueba como ésta, pero que en cierto sentido se alegra de que Dios lo haya considerado digno de algo así. Siempre predicó que Dios trae alegrías y sufrimiento. Sin embargo, esta es la primera vez que experimenta en carne propia el sufrimiento.
Dice que una sola vez se preguntó "¿por qué me tiene que suceder a mí?", en un momento de debilidad.
Ora para que Dios lo cure. Quiere llegar a viejo, acompañar a sus dos hijas al altar y ver cómo su hijo mejora en el deporte.
Suceda lo que suceda, afirma, será la voluntad de Dios y el Señor tiene sus razones para hacer lo que hace. Para Chandler, esto no implica quedarse cruzado de brazos. Va a luchar por la vida.
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment