Los musulmanes temen represalias tras la masacre de Fort Hood

Religión/EEUU/EFE. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quiso dedicar ayer su discurso de los sábados a los soldados de la base de Fort Hood (Texas). Mientras, los investigadores intentan averiguar qué pudo hacer que el comandante Nidal Malik Hasan matase a 13 compañeros e hiriese a otros 30. El mismo psiquiatra, que permanece en coma tras recibir cuatro disparos, ha sido trasladado a un hospital del Ejército en San Antonio (Texas).
Obama destacó que el tiroteo trajo «lo peor de la naturaleza humana», pero también mostró «lo mejor de Estados Unidos». Ayer la Casa Blanca anunció que el demócrata y su esposa, Michelle Obama, asistirán el martes al funeral en Fort Hood (Texas), lo que retrasará su viaje a Asia.
Adelantándose a posibles represalias contra la comunidad musulmana, Obama indicó que «no podemos entender completamente qué lleva a una persona a hacer una cosa así. Pero lo que sí sabemos es que nuestros pensamientos están con todos los hombres y mujeres heridos en Fort Hood. En las Fuerzas Armadas de Estados Unidos hay soldados de todas las razas, confesiones y lugares. Son cristianos, judíos, hindúes y no creyentes», resaltó de la diversidad sobre la que se ha construido su país.
La tragedia de Fort Hood también ha aumentado la preocupación por los musulmanes que forman parte de las filas del Ejército. Algunos compañeros de Hasan le atacaban por su fe, compañeros con los que el soldado discutía por estar en contra de las guerras de Afganistán e Irak. Incluso pidió consejo a uno de los fundadores de la Comunidad Islámica de Texas, preocupado por cómo actuar cuando se encontrase en el frente un enemigo con sus convicciones religiosas.
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber qué opinas...escríbenos: