Para el amor no hay barreras




Venezuela/ElImpulso. Para el amor no hay límites y de eso fueron testigos quienes presenciaron el matrimonio de siete parejas en el Centro Penitenciario de la Región Centroccidental.
El acto se realizó a las 10 de la mañana de este jueves con la presencia del director Nacional de Servicios Penitenciarios, Miguel Jiménez, y el registrador civil de la parroquia El Cují, Julio Rodríguez.
Siete parejas unieron sus vidas ante la ley y ante Dios, pues recibieron la bendición de un pastor, quien oró para que exista entendimiento entre ellos y se respete el sacramento del matrimonio.
Alexander Godoy, director del Centro Penitenciario de la Región Centroccidental, informó que anualmente se realizan unos 25 matrimonios colectivos. En lo que va de 2009 han sido realizados cuatro actos destinados a unir legalmente a hombres o mujeres privados de su libertad con sus parejas.
Los trámites de estas parejas comenzaron hace aproximadamente un mes, cuando manifestaron ante la Dirección el deseo de casarse. No se toma en cuenta que sean procesados o penados. Según Godoy, en esta oportunidad fueron dos los procesados y cinco los penados quienes contrajeron nupcias.
La actividad comenzó con la lecturas de las actas, posteriormente estamparon la rúbrica para que el jefe civil entregara el documento que certifica el matrimonio. No faltó el beso para cerrar la ceremonia.
Aunque en algunas oportunidades las internas han contraído matrimonio, en esta oportunidad fueron sólo hombres quienes solicitaron la actividad.
Nelson Alcibíades Cabello, interno de Uribana, relató que conoció a su esposa hace 18 meses. Son cristianos evangélicos y se conocieron en la iglesia del penal durante las prédicas del pastor. Sus caras mostraban sonrisas de felicidad por haber legalizado su amor. Están llenos de Dios y alegría por esta nueva etapa de sus vidas. Aunque están al tanto de que no podrán verse todos los días, confían en afianzar su amor en los días de visita.
Ángelo fue otro de los internos quien contrajo matrimonio este jueves. Conoció a su esposa hace cuatro años en casa de un primo y desde el mismo momento en que se vieron surgió el amor. Hace dos meses le pidió matrimonio a su novia y ella aceptó.
Agradecieron la colaboración de todos los organismos que participaron en la actividad, la cual culminó con un compartir entre los recién casados y sus familiares, quienes asistieron a la ceremonia.
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber qué opinas...escríbenos: