El 26% de sacerdotes toca a niños y niñas en sus genitales, 7 por ciento los viola


El abuso sexual a niños y niñas por parte de algunos sacerdotes miembros de la Iglesia Católica es un hecho innegable y que requiere poner atención, ya que de acuerdo a una investigación sobre la conducta sexual del clero católico, un 26% de sacerdotes toca a niños y niñas en sus genitales y un 7% comete abusos sexuales graves contra esta población.


Sin embargo, de las religiones evangélicas, no se tiene una cuantificación ya que en éstas hay una conformidad por los padres de familia para entregárselos a los pastores, como es el caso de La Luz del Mundo, Testigos de Jehová y cristianos.


Destaca que nuestro país está entre las 16 naciones en donde los miembros del clero católico, pastores y obispos de las religiones evangélicas cometen el delito de la pederastia.


Cabe señalar que de acuerdo a datos proporcionados por la Iglesia Católica en 1990 a través del arzobispo Bartolomé Carrasco Briceño, en ese entonces encargado de la diócesis de Oaxaca, reportó ante el Vaticano que el 75% de los sacerdotes bajo su jurisdicción no cumplían el dogma del celibato y que estos sostenían relaciones que conllevan un abuso de poder por causa de su investidura jerárquica.

Abuso de poder


De igual manera el estudio temático de un informe que realiza la Red de los Derechos por la Infancia al Comité de los Derechos Humanos de la ONU, establece que de acuerdo a un estudio de campo realizado en el año 2002, se muestra que en parroquias pequeñas de zonas rurales, hay una alta incidencia de sacerdotes católicos que abusan sexualmente de adolescentes y jóvenes, en su mayoría trabajadoras domésticas o voluntarias que apoyan las labores de la parroquia.


El estudio señala que muchos de estos casos tardan años en ser reportados ante las instancias correspondientes, y muchos de ellos ni siquiera se denuncian. El vínculo afectivo que se establece entre autoridades religiosas y sus feligreses es un factor determinante para persuadir la no denuncia de éstos.


"El abuso sexual infantil significa un abuso de poder, que en este caso, es ejercido por actores religiosos lo que nos hace necesario volver a señalar que aunque un niño o niña podría llegar a estar de acuerdo en participar en un acto, práctica o relación sexual de cualquier grado con un adulto, éste, de ninguna manera se exime del delito, ya que a pesar de que el niño haya dado su consentimiento, se juzgará como violación agravada, y para el caso de abuso sexual, se impone una pena y constituye un agravante en un proceso de denuncia penal", señala el informe temático.Por su parte la Red Nacional contra la Violencia hacia las Mujeres y Hombres Jóvenes, establece que entre 1983 y 1987 se habían denunciado ante la Embajada del Vaticano más de doscientos casos de sacerdotes o religiosos acusados de abusar sexualmente de personas menores de 18 años y entre 1982 y 1992 se presentaron ante las autoridades civiles cuatrocientas denuncias contra sacerdotes por abuso sexual a niños y niñas, según datos del mismo informe.
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber qué opinas...escríbenos: