Chichi Peralta: “Busquen de Dios mientras Él pueda ser hallado”

Pedro René Peralta, más conocido como Chichi Peralta, está en San Pedro Sula, en Honduras y hoy sábado cautivará con su música a los sampedranos en la velada de clausura del Festival Folclórico Internacional 2009.

“El rey de la percusión” habló en su entrevista sobre su música, cómo es su nueva vida al servicio de Jesucristo y envía un mensaje a los hondureños.

¿Por qué el merengue y la mezcla de sonidos?
Netamente hago merengue dentro de mi fusión, pero en mi música tengo texturas sinfónicas, de Brasil, música de Centroamérica y Sudamérica y sobre todo muchos ritmos africanos, mucho tambor mucho dumbeque, darduca e instrumentos exóticos.

¿Estudió mucho la cultura musical para desarrollarla?
La estudié mucho, pero principalmente la apreciación musical para poderla desarrollar y seleccionar el distintivo de cada ritmo.

¿Qué trabajos hizo de niño mientras buscaba el ideal de ser cantante?
Como decía mi papá: “Esta casa no es hotel”; había que fajarse de sol a sol. Yo tuve la oportunidad de tener un padre increíble y mi madre también. Si Dios me diera la oportunidad de elegir de nuevo, yo sin duda y rápidamente los elegiría. Creo que el trabajo lo dejó mi padre como estandarte y ejemplo; me decía: “Lo duro de un ser humano no es hacer cosas que no se deban hacer. Lo duro es levantarse temprano a trabajar honestamente todos los días”. Eso me lo inculcaron desde pequeño y eso me hace seguir dándole a la vida más adelante.

¿La diferencia del Chichi de ayer con el de hoy?
Unas canitas por ahí. Somos más maduros hoy en día. Desde hace ocho años estamos caminando por la senda del Evangelio, viendo la vida desde una perspectiva diferente. Hay más paz, tranquilidad y, sobre todo, entender que esto es un pasaje y que algún día se va a ver con Dios frente a frente y se tiene que dar carta de lo que se hizo o no. Ahora soy un Chichi Peralta más maduro por los años transcurridos, pero sobre todo siempre agradezco a Dios por poder estar aquí y como Él va tendiendo su alfombra para que todo vaya caminando. A veces hay cosas que uno no entiende en el momento, pero luego las entiendes porque pasaron por algo.

Con tanta fama, ¿cómo hace Chichi para seguir siendo humilde y sencillo?
No mezclo la fama con el éxito. Son cosas diferentes. La fama es algo efímero. La fama y los aplausos pueden entrar por un oído y salir por el otro, pero deben quedar en el corazón. Si tú te sientes famoso, te perdiste, pero el éxito tú lo tienes por las cosas que vas haciendo en el camino, si eres bueno, si eres transparente y si conversas con la gente porque ellos son igual que tú. Tienen que entender que cuando todos partimos de esta tierra vamos a un sitio donde nos van a comer iguales en el hoyo. Yo sólo creo en una sola raza, la raza humana y amar al otro como a ti mismo. No me siento una persona súper especial. No me la creo. Este es mi rol y mi trabajo. Yo sólo me siento agradecido de hacer mi música y ya esto es un premio.

¿Es un hombre cristiano?
Sí, desde hace ocho años me congrego en la Iglesia Evangélica de Oración. Me convertí en la iglesia Más que Vencedores. Trabajo con los jóvenes en el ministerio musical. Entendí y aprendí que Jesucristo está siempre en la ventana mirando. Hay personas que dicen “cuando nadie me ve”, pero siempre hay alguien que te ve. Aprendí que Jesucristo es la verdad y el camino, como lo dice su Palabra, y es de la forma que nosotros podemos llegar al Padre. Sólo digo: busquen de Dios mientras Él pueda ser hallado.

¿Qué no saben los sampedranos de Chichi Peralta?
Creo que conocer el amor tan grande que Dios ha puesto dentro de mí y que quiero compartir con todo el mundo. En mí pueden tener a un hondureño más, a un amigo, a un hermano, a un hombre trabajador. Yo soy simplemente un trabajador de la música, agradecido con Dios y con todos los que han aportado en mi trayectoria. Me interesa tocar y ver gente sonriente. El mayor premio es cuando a la gente le gusta mi música.
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber qué opinas...escríbenos: