Charles Darwin y Dios originan debate teológico en Universum

Dios apareció en la Universidad Nacional Autónoma de México. ¿Se equivocó de templo? No. Llegó a dialogar con unas 250 personas reunidas en el museo de ciencias, luego de haberles hecho un sondeo en el cual, entre otras cosas, les preguntaba cómo se enteraron de su existencia y si tenían alguna sugerencia para mejorar la calidad de sus servicios.
Charles Darwin fue el primero en aparecer, acompañado de su solícita asistente. Apenas subió al escenario, advirtió al público: “A mi edad puedo decir lo que se me dé la gana porque mañana lo puedo desmentir”.
Jesusa Rodríguez interpreta a Darwin y a Dios, mientras la compositora y cantante Liliana Felipe la acompaña al piano.

Ese sábado, también una mayoría aseguró no creer en Dios. Y fue ahí cuando comenzó la revisión de los cuestionarios. Por ejemplo, acerca de la existencia o no de Dios, los presentes opinaban: “me diste raciocinio y pocas pruebas”; “para mí no existe, sólo creo en lo que me rodea y en lo que puedo palpar”, y en los comentarios o sugerencias: “que venga a vivir a la Tierra, a una zona marginada, como Chimalhuacán, para que vea”; “que se ponga las pilas”; “Internet público y gratuito”; “que revise el equilibrio de fuerzas entre el bien y el mal”; “que para la próxima no trate de hacernos perfectos”; “déjenlo en paz, ya tiene mucho trabajo”; “que haga una página de Internet”; “que venga a la Tierra y baile un eslam”; “que mejore su departamento de preguntas y sugerencias y le baje al marketing”; “una línea directa y un sitio de Google”; “descargas de consejos vía celular”; “no tengo nada para sugerir, porque Dios es perfecto”, y “uno no habla con Dios, ¿qué preguntas son estas?”

Y apareció Dios. Y le dijo al joven Carlos, sentado en la segunda fila, quien antes había levantado la mano para indicar que creía en él: “¿Qué castigo quieres que le pongamos a los ateos?”
–No los castigues, perdónalos –lanzó el buen cristiano.
Y por más que Dios intentó tentarlo para que les pusiera un buen castigo, no lo logró. “Tarde o temprano van a creer en ti”, aseguró el muchacho.
“Sólo porque Carlitos vino a la Tierra para el perdón de todos ustedes”, sentenció Dios. Y se escuchó una voz en el público: “Gracias, Carlos”.
A un señor que dijo no creer en él, Dios lo interrogó:Diálogos entre Darwin y Dios se presenta los viernes y sábados a las 19 horas, hasta el 10 de octubre, en el Museo de las Ciencias Universum. La obra es para mayores de 18 años. 5622-7268. http://www.universum.unam.mx/ Zona Cultural de Ciudad Universitaria.
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber qué opinas...escríbenos: